¿Qué hacer antes de la entrevista?

La entrevista personal es probablemente la actividad que provoca más ansiedad durante la búsqueda de empleo. Se trata de una única oportunidad para transmitir seguridad y confianza y demostrar nuestra valía.

Para eso debes llegar preparado y tener una estrategia. Tal como en el ajedrez, debes estar listo para cuando llegue el momento justo de sacar las armas para la batalla.

¿Cómo hacerlo? Estos consejos te ayudarán:

Haz tu tarea: Investiga la Empresa y tu área laboral

Investiga concienzudamente la Empresa. Conoce de antemano su Organización. Busca la información en línea más actualizada. Aprovecha las redes sociales, como Facebook, Twitter y el sitio Corporativo. Allí puedes obtener información sobre la cultura de trabajo y los proyectos más recientes de la Empresa.

Además, revisa las noticias relacionadas con tu área laboral, para demostrar que te mantienes actualizado.

Sin decirlo, muchos entrevistadores evalúan si hiciste esta tarea. Toman evidencia de tus respuestas y de tus preguntas.

Investiga a tu entrevistador

Si sabes con anticipación el nombre del reclutador busca su perfil en redes sociales relevantes como Facebook, Linkedin, Twitter o Youtube. Podrás averiguar de antemano su título, experiencia e incluso hasta deducir su personalidad. Esto te ayudará a saber cómo actuar y te dará más confianza el día de tu entrevista.

Revisar el perfil de empleo

Después de enviar un CV optimizado y eficaz, el entrevistador querrá saber todo de ti. Tómate el tiempo para repasar tus habilidades, cualidades y aptitudes y cómo éstas pueden beneficiar a la empresa. Para que tenga conexión con el puesto requerido, repasa con anticipación la descripción del puesto laboral y sus requisitos.

Si identificas puntos débiles en tu perfil, prepara argumentos para contrarrestar esas carencias, explicando que estás en proceso de mejora o describiendo otros puntos fuertes que lo compensen. Ambos casos deben estar bien argumentados. La mejor forma de hacerlo es explicar la situación ofreciendo ejemplos concretos.

Prepara tus preguntas

Aprovecha el momento en que el reclutador te pregunte si tienes alguna duda para sacar las mejores cartas debajo de la manga. Es aquí cuando podrás demostrar cuán bien te has preparado, cuan comprometido y entusiasmado estás con tu futuro rol .

Formula preguntas interesantes, pero que no sean obvias para sabernos distinguir de los demás candidatos. No hacer preguntas, por el contrario, da una impresión de pasividad y desinterés. Cuidado con preguntas como: “¿cuánto dura el período de prueba?” o “¿cuántos son los días de vacaciones que tengo durante el año?” que crearán, sin duda alguna, una mala impresión.

Algunas preguntas interesantes podrían ser:

  • ¿Me puede contar un poco sobre el antecesor en el puesto de trabajo?
  • Una pregunta directa al entrevistador: ¿Cómo es un día de trabajo aquí?
  • Si nos reunimos dentro de un año ¿Por qué consideraría que fui exitoso en el nuevo puesto?

Consejos adicionales para que brilles

  • Practica frente al espejo para detectar si tu lenguaje corporal es muy agresivo o, por el contrario, muy pasivo.
  • Sé puntual. Llega, al menos, 10 minutos antes de la entrevista.
  • Que tu vestimenta transmita profesionalismo y formalidad.
  • Come algo ligero antes de la entrevista. Se recomienda ingerir alimentos que contengan Omega 3, vitamina E y antioxidantes, ya que los mismos te ayudarán a mantenerte en estado de alerta y mejorar tu respuesta cerebral.

Para deslumbrar al reclutador es fundamental lo que hagas antes de la entrevista. La primera impresión cuenta mucho para tener éxito. Nunca hay una segunda oportunidad para causar una primera buena impresión.

 

Imagen: Ruthson Zimmerman

¿Cuántas estrellas merece esta información?
[Total: 1 Average: 4]

Giancarlo Raicovi

Experto en Reclutamiento y Selección.

Bitnami