¿Existen diferencias al redactar un CV en América Latina?

Para encontrar trabajo fuera de tu país, debes empezar por entender el mercado al que apuntas, sus mecanismos de búsqueda y sus estilos de postulación.

A diferencia de lo que ocurre entre las costumbres de EEUU o Europa, en Latinoamérica las diferencias de usos y estilos no son tan grandes. Sin embargo, hay que estar atento a esas sutiles variaciones para postular apropiadamente a una oportunidad en el exterior. En esta entrada te contamos qué debes tomar en cuenta al momento de adaptar tu CV.

¿Hoja de vida o Curriculum Vitae?

Técnicamente, la Hoja de vida es una explicación sencilla de quiénes somos y cómo podemos desempeñarnos adecuadamente en el trabajo que queremos obtener. Es una carta introductoria y explicativa, mientras que el Curriculum, que detalla formación y trayectoria laboral, es más estructurado y extenso: conjuga presentación personal con formación académica y profesional.

Su uso en Colombia está más arraigado que el de Curriculum Vitae. En el resto de Latinoamérica es posible utilizar entender ambos términos indistintamente para referirse al CV.

Lenguaje

Si bien en casi toda Latinoamérica se habla español, salvo las conocidas excepciones, es normal que cada país cuente con modismos particulares. Lo ideal es que nuestro CV evite incluir palabras o frases locales que dificulten su comprensión.

Aunque normalmente se sugiere redactar el CV en primera persona del pasado, para algunas profesiones en ciertos países se estila emplear la tercera persona. Puede sonar impersonal, pero es parte de las prácticas que aún mantienen ciertas carreras y que debes saber respetar.

La ortografía y redacción deben ser impecables. Sin importar el país en el que queramos aplicar a nuestro potencial  trabajo, el texto de nuestro CV debe tener coherencia, sentido y buena ortografía, incluyendo acentos y puntuación.

Fotografía

Nuestra recomendación profesional es que no incluyas una fotografía en tu CV. Algunos países latinoamericanos incluso, han discutido la posibilidad de prohibir que las Empresas las soliciten porque puede provocar actos de discriminación.

Proveer de más detalles

La mejor forma de “traducirle” tu experiencia local a un lector extranjero es proporcionando referencias que lo sitúen en contexto o magnitud. Si, por ejemplo, has estudiado en una prestigiosa Universidad local sin sede en el país al que postulas, es conveniente que destaques los méritos de tu casa de estudios: ¿Por qué se distingue? ¿Cual es su reputación local? ¿Cómo es reconocida?. Lo mismo aplica para las Empresas en las que has trabajado. Para que el lector extranjero se de una idea más clara de ella, puedes indicar: Volumen de ventas, años en el Mercado, Posición en su industria, número de colaboradores.

Con estos consejos, podrás construir un CV que te pueda abrir puertas en los mercados laborales internacionales que quieres explorar.

 

Photo by: Filip Gielda

¿Cuántas estrellas merece esta información?
[Total: 0 Average: 0]

Giancarlo Raicovi

Experto en Reclutamiento y Selección.

Bitnami