¿Qué hacer al comenzar un nuevo trabajo?

Felicitaciones. Conseguiste un nuevo trabajo. Es la noche anterior a tu debut y no puedes dormir de la emoción por pensar: ¿Qué debo hacer los primeros días? Todos sabemos la ansiedad que nos puede generar nuestro primer día en un nuevo trabajo. Queremos hacerlo bien, dejar una buena impresión desde el primer momento y claro, deseamos que nos vaya excelente y no nos despidan antes de hacernos el primer café.

Por eso, toma nota de las mejores claves para tener éxito en un nuevo empleo.

Aprovecha al máximo el onboarding

Este es un proceso gradual que tiene por objetivo ayudar a que los nuevos empleados nos integremos y nos adaptemos con éxito a esta nueva etapa profesional. A diferencia de un proceso de inducción, este puede durar hasta noventa días y es realizado desde la empresa al nuevo empleado y también viceversa.

Durante esta etapa es importante que revises muy bien la descripción de tu puesto en la empresa para que tengas claras tus responsabilidades y los resultados que esperan de ti. Anota todas las preguntas que surjan para luego hacerlas a tu jefe o a tus colegas.

Conoce la Organización

¿Qué valores que promueve la empresa? ¿Cuál es su cultura? ¿Cuáles son las metas que busca alcanzar? ¿Quiénes son los líderes y qué características tienen? Cuando los gerentes o altos mandos se comunican con nosotros ¿Entendemos bien el mensaje que transmiten? ¿Qué destacan?

Averigua qué empleados han sido reconocidos o premiados en la Empresa y qué características personales y profesionales tienen. Además, averigua quiénes sobresalen y qué los hace resaltar sobre el resto de los trabajadores. Eso te dará una idea clara de qué es lo que la empresa busca en sus empleados destacados.

Averigua las reglas “no escritas” de la Empresa

Esto es de suma importancia, ya que todos sabemos que hay normas y reglamentos escritos y validados formalmente en una empresa, pero de igual o más importancia tienen las reglas informales, esas que solamente conocen los empleados que llevan más tiempo. Saberlas te hará conocer los verdaderos valores de la empresa y te guiará en lo que debes hacer o no para alcanzar el éxito.

Antes del primer día

Comunícate con tu gerente y pídele que te indique exactamente dónde, cuándo y con quién debes presentarte en tu primer día. Pídele que te informe cual es la vestimenta que te recomienda usar.

Además, Recursos Humanos se encargará de pedirte una serie de documentos que debes completar y firmar, como inscripción de beneficios, autorizaciones de trabajo, formularios de impuestos y políticas de cumplimiento.

El primer día

Haz un recorrido por la empresa, especialmente por tu lugar de trabajo. Ubica dónde están los baños, los dispensadores de agua, el café y los suministros de nuestra área.

Si tu trabajo es en oficina, es probable que éste implique configurar algunos dispositivos con los que tendrás que trabajar, como el teléfono y el computador, el acceso a la red y el conocimiento de algunas funciones claves de soporte en la compañía.

Reporta tu primera semana de trabajo

El final de tu primera semana es una magnífica oportunidad para enviar un reporte de tus primeros días a tu jefe directo o gerente. Esto te servirá para recibir feedback de su parte y enterarte cómo lo estamos haciendo. También te será de utilidad para demostrar que estás realmente interesado en hacer bien tu labor.

Las primeras semanas

Hazte cargo de conocer a todos tus compañeros de trabajo. Aprende lo antes posible sus nombres, especialmente de aquellos con los que te comunicarás a diario. Para enriquecer desde un principio la vida social que sabemos es muy importante, organicemos reuniones fuera de la oficina, para tomarte un café o almorzar con tus colegas. Estas actividades te servirán para averiguar información acerca de ellos, los roles que cumplen en la empresa y qué tareas desarrollan a diario.

Así, desde el primer momento te darás cuenta de los colegas que te pueden ayudar a tener éxito en tu nuevo trabajo, como, por ejemplo, los asistentes de los gerentes que te pueden abrir muchas puertas (o cerrar otras tantas si actúas de forma incorrecta).

Aprovecha para hacerles todas las preguntas que tengas . Presta mucha atención a las rutinas de trabajo de tu equipo, centrándote en tu jefe o supervisor y otras personas en su posición que han estado allí por mucho tiempo.

Nunca está demás durante los primeros días, registrar en una bitácora aspectos importantes que te sirvan para familiarizarte con tu nuevo lugar de trabajo. Recorre la empresa, esta vez no solo para ubicar lugares imprescindibles, sino que también para conocer otros sitios, zonas, oficinas y los alrededores de nuestro nuevo empleo.

Mantén vivo y fresco tu perfil en Linkedin, ya que puede ser de mucha utilidad para ampliar tu red de contactos, hacer posteos interesantes e incluso contar a los demás sobre qué hace tu nueva empresa.

Organiza un plan de 90 días

Esta hoja de ruta debe estar alineada con los objetivos y metas que tiene el área en la que te desempeñas. Además, reflexionemos en cómo este plan se ajusta y relaciona con las metas de la empresa, dándole seguimiento con nuestro jefe.

Después de algunas semanas ya puedes saber quién de nuestros colegas tiene el conocimiento, la experiencia y el temperamento necesario para guiarte mejor en tu camino al éxito en nuestro nuevo empleo. Determina a qué profesional puedes pedirle que actúe como tu mentor durante las primeras semanas.

Esa persona puede ayudarte además a obtener pequeñas y rápidas victorias que te harán destacar y te volverán prontamente visible.

 

Con estas recomendaciones le sacarás el mayor de los provechos a nuestros primeros días de onboarding. ¡Muchos éxitos!

¿Cuántas estrellas merece esta información?
[Total: 1 Average: 5]

Giancarlo Raicovi

Experto en Reclutamiento y Selección.

Bitnami