Tu próximo trabajo puede llegar por tu Red de Contactos

Según una encuesta de Jobvite, más de un tercio de los candidatos obtiene su trabajo gracias a referencias y networking. A pesar que la mayoría de Empresas lanzan convocatorias al abrir una vacante, es común que soliciten sugerencias de candidatos entre colegas y conocidos. Por eso es importante conformar una red que incluya a familiares, amigos, compañeros de trabajo, vecinos, compañeros de escuela, profesores o colegas, ya que ellos podrían vincularnos con nuestros próximos empleadores.

A continuación, te presentamos una serie de acciones a realizar para mantener esta red activa y convertirla en un apoyo para nuestra vida laboral.

Haz que lo sepan

Comparte con tu red tu intención de encontrar empleo. Hazlo a través de encuentros cara a cara en alguna reunión familiar o de amigos, por correo electrónico y a través de tu perfil en redes sociales.

Resalta tus intereses y experiencias en otros puestos de trabajo para que recordar a tu Red a qué te dedicas, tus aspiraciones y habilidades.

Sé positivo

Es importante tener una actitud positiva y mostrar entusiasmo en nuestras palabras en este proceso. Evita adoptar el papel de víctima que te lleven a hacer afirmaciones sobre lo difícil que es conseguir trabajo o sobre la precariedad de los salarios.

Tampoco debes contar sobre tus malas experiencias en otros empleos porque podrías dar la impresión de ser un candidato demasiado exigente o difícil de tratar. En lugar de quejarte, resalta cómo los retos te han ayudado a ser más profesional.

Marca presencia

Ponte en la mira. Acude a eventos profesionales como congresos, talleres y conferencias. Así te pondrás en contacto con otros colegas y profesionales que podrían darte una oportunidad laboral en el futuro.

Hacer presencia digital es igual de importante, así que permanece activo en nuestras redes sociales: Redacta y comparte tus propios artículos o comparte y comenta artículos de terceros que te parezcan valiosos.

Cuida la frecuencia y la hora para hacerlo. Publicar dos veces por semana es lo ideal para no saturar a nuestros contactos y el momento ideal es entre las 10 y las 12 del día que suele ser cuando hay más tráfico web.

Haz tu lista

Crea una lista con quienes integran nuestra red y aquellos que nos gustaría incorporar. La lista estará encabezada por contactos con puestos gerenciales y ejecutivos de recursos humanos. Identificar nuevos contactos potenciales a través de redes profesionales como LinkedIn.

En tu lista incluye perfiles profesionales, números telefónicos, correos electrónicos, fechas de encuentros anteriores y algunas anotaciones sobre los temas tratados, todo esto para tener información ordenada y una guía que indique a quién contactar y por qué.

Debes estar preparados para cuando ocurra el contacto con estas personas. Querrán saber el motivo por el que los has buscado. Por eso es importante que acercarte a ellos pidiendo consejo y no trabajo directamente. Si te llegan a recomendar con alguien más, infórmales si la reunión se llevó a cabo porque es un gesto de cortesía que apreciarán.

Da para recibir

Además de comunicación y presencia, una forma de mantener nuestro networking activo es por medio de nuestra ayuda directa a amigos, familiares y colegas. Por eso siempre que te pidan referencias o contactos laborales, muestra interés y disposición en ayudar. Responde rápidamente los mensajes. Sé proactivo. Decir simplemente: “Voy a preguntar entre mis contactos”, no es una muestra de genuino interés sino hay un seguimiento con futuros mensajes o llamadas.

Siempre hagamos por nuestros contactos hoy lo que podrían hacer por nosotros mañana. Ellos estarán agradecidos y querrán devolver el favor tarde o temprano. Estos contactos se convertirán en los nodos estratégicos que darán fuerza a nuestra red.

 

Photo by rawpixel.com from Pexels

¿Cuántas estrellas merece esta información?
[Total: 0 Average: 0]

Giancarlo Raicovi

Experto en Reclutamiento y Selección.

Bitnami